Cultivos Intensivos

EL CICLAMEN

El Ciclamen, la flor más bonita del invierno; Para mí el Ciclamen es la flor del invierno con mayúsculas, voluntariosa como pocas alegra nuestro jardín o nuestra casa en la época fría del año en la que otras especies se encuentran descansando.

Un poco de botánica e historia

El ciclamen es una planta originaria de Asia menor, pertenece a la familia de las primuláceas y al género de las bulbaceas. La especie que de forma más común encontramos en jardines, floristerías y viveros es el ciclamen persicum, ciclamen de Persia o violeta de Persia.

Flores y hojas de Ciclamen
Violeta de Persia o Ciclamen

Es una planta herbácea, bulbosa y perenne aunque se suele considerar anual y se cultiva como tal ya que se desecha tras la floración. Conservarla es muy sencillo si se sacan los tubérculos a finales de primavera, se dejan en reposo durante el verano y cuando este finalice, se vuelven a plantar. Es aconsejable plantar en maceta para regarlo desde abajo mediante el uso de un plato y evitar el riego directo, debemos situarla en una zona fresca donde haya luminosidad pero los rayos de sol no incidan directamente sobre ella.

Cuidados del Ciclamen

El ciclamen es una planta que exige muy pocos cuidados puede situarse tanto en interior como en exterior. Si la situamos en exterior es necesario que la protejamos de lluvias y heladas y de exceso de calor y sol también será perjudicial para ella.

El riego del Ciclamen ha de ser moderado, un exceso de humedad puede provocar podredumbres por lo que es conveniente dejar que el sustrato seque un poco entre riegos. En cuanto a la iluminación, el ciclamen necesita recibir mucha luz pero nunca sol directo y su floración será más larga si la colocamos en un lugar fresco.

Flor de Ciclamen
Detalle flor de Ciclamen

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *