Cultivos Intensivos

XEROJARDINERÍA

Paisajes conservadores de agua, paisajes tolerantes de la sequía, paisajes cero riego, o paisajismo inteligente. Todos estos nombres recibe la xerojardinería, una corriente surgida en Estados Unidos en la década de los años 80 y que llega hasta nosotros brindándonos la oportunidad de utilizar de forma eficiente y responsable un recurso como es el agua considerado tradicionalmente ilimitado.

La xerojardinería nace en el estado de Colorado, las sequias que con mayor frecuencia iban produciéndose en la zona pusieron de manifiesto la necesidad de distribuir de forma más racional un bien limitado entre una población cada vez más creciente destinando menos agua a usos considerados lúdicos.  Bajo esta premisa nace la idea de diseñar jardines de bajo consumo hídrico y se formulan los principios de diseño y concepción del jardín que constituyen lo que hoy conocemos por xerojardinería.

El National Xeriscape Council de los Estados Unidos establece siete principios fundamentales para poder hablar de xerojardinería:

  • Planificación y diseño adecuados.
  • Análisis del suelo.
  • Selección adecuada de plantas.
  • Practicidad en las zonas de césped.
  • Sistemas eficientes de riego.
  • Uso de mulching o acolchados.
  • Mantenimiento adecuado.

 

Un xerojardín no es un lugar de aspecto feo, seco y con poca vegetación. Los jardines de bajo consumo de agua no solo están formados por especies de clima árido o semiárido y por supuesto no son jardines sin césped. Un xerojardín es un jardín en el que se ha decidido emplear especies adaptadas al clima del lugar entre las que encontraremos especies autóctonas que por lo general son de forma natural eficientes en el uso del agua. En realidad cualquier tipo de planta, cuando está situada en el lugar correcto y sometida al mantenimiento adecuado, puede ser utilizada en xerojardinería.

Pide en tu vivero habitual que traigan plantas adaptadas u originarias de tu zona, te sorprenderá ver la cantidad de portes, colores y texturas que estos ejemplares pueden ofrecerte a la hora de diseñar tu jardín. En todas las regiones hay infinidad de plantas asilvestradas que todavía no han sido explotadas comercialmente y que poseen maravillosas cualidades estéticas y prácticas.

Yo vivo en Almería uno de los lugares con mayor biodiversidad de Europa con cerca de 3000 especies vasculares catalogadas. Tenemos especies preciosas que pueden ser utilizadas para tal fin, en ocasiones no son plantas autóctonas sino que se han convertido en tradicionales o habituales como resultado de la adaptación a las condiciones climáticas de nuestra zona. Tanto si son especies autóctonas o propias de nuestro clima mediterráneo como si se han adaptado y han encontrado en nuestra zona un hábitat favorable en el que desarrollarse,  serán ejemplares muy valiosos para crear un jardín xerofito.

photo-1414438071614-314f6b1fd4a8
Paisaje con Chumberas. Especie foránea ampliamente distribuida por el levante español.

Hablando de todo esto he recordado la maravillosa visita que hice hace un año al jardín botánico del albardinal, un singular jardín situado en el antiguo pueblo minero de Rodalquilar que debe su nombre a una planta frecuente en la zona: el albardín, similar al esparto y perfectamente adaptada a las duras condiciones de sequía y elevada salinidad de los suelos almerienses. Os recomiendo su visita y os pongo el enlace en el que poder ver los horarios para hacerlo.

http://www.degata.com/html/visitas/arbardinal.htm

Volviendo a la elección de plantas para nuestro jardín os dejo el nombre de algunas de las plantas que más me gustan y que más eficientes son en el uso del agua:

Retamas, Lavanda, Romero, Margaritas, Gazanias, Buganvillas, Palmitos y por supuesto las especialistas en esto del funcionamiento sin agua, las plantas suculentas entre las que destaco las crasas y los cactus.

photo-1445510491599-c391e8046a68
Lavanda

Otro tema que no debemos descuidar a la hora de diseñar un jardín xerofito, es la elección del césped, elige especies resistentes y que requieran poca agua, a continuación te indico unas cuantas que se comportan muy bien en cuanto a la falta de agua y son muy resistentes, en mi jardín tengo Gramón y no requiere un gran mantenimiento.

  •    Cynodon dactylon (Bermuda)
  •    Pennisetum clandestinum (Kikuyu)
  •    Stenotaphrum secundatum (Gramón, Hierba de San Agustín)
  •    Zoysia japonica (Zoysia)
  •    Paspalum notatum (Hierba de Bahía)

Si no te decides con la utilización de césped, puedes optar por el uso de pavimentos, gravas o aridos, plantas tapizantes, masas arbustivas u otra opción que me encanta y es mucho más que una simple cubierta ornamental, la corteza de pino.

Si con todo lo que os he contado aún no os he convencido para dar el paso a una jardinería más sostenible, me quedan cuatro ventajas de la xerojardinería sobre la jardinería tradicional que acabarán de conquistaros:

  1. Ahorro de hasta de un 50% en el uso del agua
  2. Ahorro de hasta un 60% en el uso de fertilizantes
  3. Ahorro de hasta un 40% en el uso de combustibles
  4. Ahorro de hasta un 20% en el uso de herbicidas y pesticidas.

 

One comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *